Mandamiento #7: Aprender de nuestros errores

Antes de empezar a describir este mandamiento, quiero agradecer a todos los que han leído los otros 6 mandamientos y a todos aquellos que han descargado las versiones en PDF y han descargado también la versión mini-libro de esta serie de artículos para una versión resumida y práctica de estos 10 mandamientos. Si es la primera vez que topas con estos artículos te recomiendo empezar con el primer mandamiento [haz click] y de ahí llegar hasta aquí, de cualquier forma puedes leer este y ver si es algo que te sirve y puede ayudarte a convertirte en el seductor de chicas que siempre deseaste.

Aprendiendo de errores con chicas y convirtiéndote en un maestro de seducción

Es natural que temamos al error y es natural que tengamos aversión a él, después de todo llevamos una vida de educación diciéndonos que equivocarnos es malo y tenemos a nuestros padres y la misma sociedad castigándonos cada vez que cometemos errores. En este escenario es natural sentir presión y estar incómodo cuando nos enfrentamos a una situación en la que sentimos que podemos cometer errores. En este caso, esta simple explicación nos dice porqué cuando estamos hablando con una chica estamos siendo tan cuidadosos para no cometer errores.

El problema, y es de lo que te hablaré hoy, ser tan cuidadosos es lo que está matando mucha de nuestra espontaneidad y de nuestra originalidad. Si has leído los otros mandamientos sabes que la originalidad y la creatividad son características que te ayudan a conquistar y atraer chicas; de hecho si leíste el primer mandamiento (en el primer párrafo te doy el link por si aún no lo has leído), sabes que la apariencia física te ayuda a atraer chicas pero sólo por los primeros 5 minutos, el resto de la seducción y de la conquista que decide si la seduces o no depende de tus otras características. Por ejemplo mira la explicación completa de Guillermo Palomo al respecto en este enlace: seduciendo chicas con toda tu personalidad [haz click].

Si empiezas a ser muy cuidadoso caes en patrones de conversación o patrones de cita muy predecibles y te conviertes en uno más de los chicos sin confianza en sí mismo que las mujeres conocen. Por otra parte, si estás dispuesto a tomar riesgos, si estás dispuesto a empujar la conversación y empujar lo que haces a otros niveles, obtendrás la atención de esas chicas y tendrás muchas más oportunidades de lograr lo que quieras con ellas.

Hace no mucho tiempo, antes de empezar a desarrollar mi personalidad de seductor, siempre tenía la misma pregunta: porqué las chicas escogen a los patanes y dejan a los chicos buenos como yo a un lado? Estoy seguro que alguna vez te habrás hecho esta pregunta, talvez varias veces, y lo que terminamos erróneamente concluyendo es que las mujeres están atraídas a ese tipo de personalidad. La verdadera razón para que chicas hermosas escojan a estos patanes es que ellas están atraídas a factores como: el no sobreconsiderar las consecuencias, el tomar riesgos, el no ser tan cuidadoso y el ser más atrevido; el problema es que los patanes en los que estás pensando usualmente además de estas características atractivas también suelen ser abusivos, irrespetuosos y muchas otras características que son las que tú consideras cómo las negativas. De hecho te recomiendo un artículo que escribí hace poco sobre porqué los chicos buenos no se quedan con las chicas, explicado por una bella Inglesa «echa un vistazo aquí».

Mi punto con este mandamiento es que puedes desarrollar una personalidad atrevida y lista para tomar riesgos sin tener que desarrollar las otras características negativas de un patán. Tú decides que tipo de personalidad deseas desarrollar y cómo transmitirla, tal y como vimos en el mandamiento 2, las mujeres no saben lo que quieren pero sí saben cuando algo les parece atractivo.

Cómo aprender de nuestros errores?

Espero que para este momento no sólo estés motivado para irte a tomar nuevas experiencias y aprender de ellas, sino también estés preparado para tomar algunos tips y consejos para reducir las consecuencias de cometer errores. Una forma de hacerlo es empezar por no cometer los errores básicos que todo hombre conoce. Para tener una idea mira este video: errores de conquistadores [haz click]. De esta forma podríamos decir que entras en el nivel intermedio y no tenemos que empezar desde cero.

Preparado para evitar los errores básicos, empecemos con la intención de este mandamiento: dar lo mejor de ti para lograr tu meta, pero si las cosas no salen como lo esperas, simplemente no sobredimensiones las consecuencias.

Es importante estar preparado para que las situaciones tengan un desenlace negativo, pero no por ello debes mantener una perspectiva pesimista para cada acción que tomas. Un ejemplo básico: estas con una chica hermosa, la cita hasta el momento ha sido divertida, ella te ha dado las señales de las que ya has leído en Seducción Peligrosa (mira el enlace del video de arriba si no sabes de lo que estoy hablando) y estás listo para lanzarte a besarla, pero te preocupa que aún no sea el momento.

Muchas veces antes has llegado a este punto en una cita y no te has atrevido a besarla, se te ha ido la oportunidad y luego te has encontrado a ti mismo pensando: “perdí mi oportunidad por no atreverme“; así que decides que es el momento para intentarlo. Te lanzas y ella o te recibe con la mejilla o te pregunta que estás haciendo. Si quieres seguir este mandamiento esta es la respuesta que debes dar: sólo quería darte un beso y pensé que era el momento adecuado, tú no piensas igual?

Sea cual sea la respuesta que ella te dé, aprenderás de esa respuesta. Si ella dice que no es el momento, simplemente esperarás para volverlo a intentar más tarde. Si ella te dice que no te ve de esa forma, aprenderás que perdiste tu oportunidad hace más tiempo pues ahora te ve sólo como amigo. De hecho, después de haberte lanzado y que tu plan se haya estrellado de esa forma es mucho más fácil ser honesto y preguntarle como un amigo sobre cosas tales como: “porqué me diste esta señal o aquella otra?“, “tengo aún alguna oportunidad?” o simplemente “te preocupa que no seas buena besadora?“. Esta última es empezando otra estrategia para pronto volver a atacar.

Esta situación la describo de esta forma porque ya he caminado esa situación muchas veces y cada vez se ha hecho más fácil, después de que la situación no sale como yo planee, ya estoy seguro de cuál es el siguiente paso, porque por cada situación adversa he tenido la oportunidad de continuar tratando hasta descubrir cómo debo manejarla. Y esto es exactamente lo que quiero que intentes con este mandamiento: continuar tratando, continuar aunque la situación sea adversa y aprender todo lo que puedas de ella.

Te puedo asegurar que las chicas agradecerán todo este esfuerzo y tú lucirás mucho más preparado y listo para ofrecerles algo que otros hombres no pueden: seguridad y confianza en ti mismo pues sabes lo que estás haciendo.

2 comentarios en “Mandamiento #7: Aprender de nuestros errores

  1. Vicentino dice:

    Efectivamente, para tener éxito con las mujeres, es muy recomendable no cometer ningún error por mínimo que sea, como por ejemplo: tratar de ocultar algunas cosas de tu vida, tu trabajo, tu edad, o alguna cita con ella y que no pudiste acudir, ese es tu peor error, eso y hay otros que debes conocer y tratar de evitar lo antes posible, en la siguiente enlace encontraras mas informaciones sobre como evitar y solucionar los errores. Lo recomiendo porque yo lo visité y me agradó el contenido:
    http://enamorar-chicas.com/promo.php?link=nuevo-video

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.